balance 675
Las consejeras izan la bandera feminista en la sede de Bravo Murillo en una jornada que califican de histórica 
María Nebot llama a participar en la manifestación convocada esta tarde por los colectivos feministas
Las Palmas de Gran Canaria, 8 de marzo.- Multitud de personas se dieron cita esta mañana en la concentración convocada por el Cabildo de Gran Canaria en apoyo a la huelga feminista. Trabajadoras, colectivos feministas,  representantes sindicales y de distintos grupos de la Corporación insular abarrotaron la esquina de Bravo Murillo con Pérez Galdós en apoyo a la huelga convocada en 177 países.
 
María Nebot, consejera de Igualdad y Participación Ciudadana, resaltó el carácter histórico de este 8 de Marzo y recordó las múltiples discriminaciones que soportan  las mujeres “por el hecho de ser mujeres”. 
 
Entre otras, enumeró el mayoritario desempleo femenino, las diferencias salariales y el techo de cristal, la precariedad laboral, las diferencias en las pensiones, la pobreza, la violencia machista, la carga de las tareas domésticas y de cuidado. “Argumentos que legitiman sobradamente esta huelga”, afirmó la también vicepresidenta insular.
 
“Con esta convocatoria se quiere demostrar que las mujeres somos sostén de la vida y que si paramos se para el mundo porque la aportación de las mujeres es fundamental para el desarrollo de nuestras sociedades, aunque no reciban el reconocimiento ni la remuneración justas”, afirmó Nebot.
 
La consejera de Igualdad hizo un llamamiento a la manifestación que, convocada por colectivos feministas, saldrá a las 19 horas desde el Parque de San Telmo e hizo hincapié en que ésta es “una huelga para todas, también para aquellas que por su situación de precariedad, ante el riesgo de perder sus empleos, por ser migrantes o refugiadas, no pueden ejercer libremente su derecho a sumarse a esta protesta.”
 
Nebot cerró su intervención abogando por los derechos laborales y sociales, por el respeto a la diversidad sexual y de género, por una sociedad libre de violencia machista y por la corresponsabilidad en las tareas domésticas y de cuidados. Lo que fue respondido con vivas a la lucha feminista.
 
Tras la lectura del manifiesto de las centrales sindicales, las consejeras insulares izaron la bandera feminista, que ondeará en la sede principal del Cabildo durante el mes de marzo.